Para el pueblo judío. el lulab y el etrog, que vienen a ser la palma y el fruto de una planta cítrica, son los principales representantes vegetales que identifica a la fiesta de las Cabañas. Para nosotros, el adorno de la fiesta de las Cabañas con ramas de palma y de árboles espesos, que están a nuestro alcance, además del aroma y exuberante colorido de las frutas, es lo típico de esta bellísima fiesta. Pero ¿por qué traer éstas ramas y frutas en la fiesta?

Una de las fiestas que desconocen y han dejado de celebrar los grupos religiosos es la fiesta de las Cabañas, el desconocimiento se debe a que es una fiesta judía y por lo tanto, no es para los cristianos, esto según el concepto de las iglesias cristianas que no han entendido la voluntad de Dios. El argumento de mayor peso para desechar las solemnidades es que Dios mismo ya no quiso esas fiestas, como lo dicen los profetas; Amós 5:21; Oseas 2:11 e Isaías 1: 13­14, además de que no siempre se celebró la fiesta de las Cabañas en la antigüedad, con base a lo que dice Nehemías 8:17, por lo que el presente tema es para explicar por qué Dios dijo que no quería estas fiestas, así como, mostrar los datos históricos que prueban la vigencia de la misma. 

Cuando Dios ordenó fiestas anuales para su pueblo Israel, la primera vez que lo hizo, fue cuando los hijos de Jacob residían en Egipto, en el capitulo 12 del libro de Éxodo nos muestra cuando Israel celebra la Pascua en el año 1491 a. C., en el día 14 del mes de Nisán. En Éxodo 19:1 se deja ver que después de la Pascua habían transcurrido 50 días a partir del día 16 de Nisán, pues dice: "Al mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en aquel día vinieron al desierto de Sinaí", cuando dice en el texto "en aquel día" se está refiriendo al mismo orden número que tiene el mes tercero, que es cuando llegaron los hijos de Israel al desierto de Sinaí, para que al tercer día después de que llegaron los hijos de Israel al desierto, estuvieran apercibidos para que recibieran la Ley de Dios oralmente (Deuteronomio 10:4).

Ázimos o Pascua

Esta fiesta fue instituida en MEMORIA de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto(Éxodo 12:17). Este memorial o fiesta de los ázimos era una fiesta que no solamente se contaba desde el día 15 de Nisán, se contaba desde el día 14 en que se sacrificaba la pascua, ambos días comprenden la fiesta, porque el día 14 es la causa y el día 15 el efecto.